Prestashop Modules

¿Cómo y por qué preparar la piel para la Primavera?

¿Cómo y por qué preparar la piel para la Primavera?

El frío está muy presente todavía, y la primavera nos parece lejana, pero realmente el cambio de estación esta  a la vuelta de la esquina. En invierno el frío y el viento acechan nuestra piel, pero sobre todo el cutis del rostro, que es la parte del cuerpo que más exponemos a la climatología, por eso es posible que nos deje la piel apagada, sin luminosidad…… es ahora el momento  de aprovechar para repararla  de cara a la nueva estación, pero también pensando ya en el Verano. 

Los cambios propios de la primavera, una estación por lo general  inestable” en la que tenemos días de mucho calor, días de bajadas bruscas de temperaturas, brisas, lluvias…. provocan cambios en los  ácidos grasos de la epidermis, y nuestra piel es la primera en detectar estos cambios climáticos, por lo que debemos hidratarla en profundidad. 

Es fundamental el cuidado y constancia diaria para devolverle la vitalidad, hidratación y luminosidad a nuestra piel. 

“Te dejamos algunos consejos para conseguirlo” 

1.     Exfoliate 

Hazte con un exfoliante corporal y facial natural, que esté libre de partículas plásticas contaminantes, para evitar irritaciones y respetar la barrera dérmica de tu piel; este es el paso más importante, al hacerlo eliminamos las células muertas y combatimos la piel apagada, dando paso a una piel renovada; Debemos hacerlo mínimo una vez por semana, siempre y cuando la piel no presenta irritaciones u otros daños. 

2.     Hidratate 

Ya sabes que somos en un 60% agua. Gran parte de nuestro cuerpo se compone de agua, por lo que es importantísimo beber mínimo entre 1 ½ y 2 litros de agua diarios, así ayudamos desde el interior a nuestro cuerpo para mantener los niveles necesarios para el  correcto funcionamiento de nuestro organismo, (nuestra piel es el órgano más grande del cuerpo) más todavía si las temperaturas empiezan a subir y sudamos más. 

Otro dato a tener en cuenta es el de hidratar nuestra piel en profundidad, para que cuando comencemos a exponerla al sol, esta cuente con los recursos necesarios para evitar la deshidratación, para eso importantísimo utilizar jabones y productos de higiene muy suaves y respetuosos con la fisiología de la piel y, si es necesario, aplicar una crema o aceite hidratante natural  por todo nuestro  cuerpo. Con nuestro rostro ocurre lo mismo, una vez hayamos eliminado las células muertas y renovado nuestra piel, esta está preparada para absorber con facilidad productos hidratantes y nutrientes, es un paso muy importante, mantener el rostro bien hidratado protege ante el envejecimiento prematuro y daños provocados por los agentes externos. 

3.     Protégete, pero no más de lo necesario. 

Aquí te voy a sorprender, no hace falta que te eches cremas con protección solar a todas horas, si pasas un rato al sol en esta época del año, estamos hablando de un cuarto de hora hasta media hora o así, dependiendo también del tono de tu piel, pero asi generalizando, yo hasta te recomiendo que no te pongas crema solar, no te va a pasar absolutamente nada, al contrario, tu piel acostumbrada a tomar el sol todos los días un ratito en primavera, estará menos propenso a quemaduras y lesiones solares en verano, además tu organismo sintetizara la vitamina D3.  

Si el rato que pasa expuesta/o  al sol se alarga, por supuesto deberías aplicarte  una buena crema natural con protección solar para uso diario, para evitar posibles quemaduras. Para ello elige bien una crema natural cuyas formulaciones no contengan filtros químicos, ya que muchos de ellos resultan ser disruptores endocrinos, busca productos  naturales, de confianza, con protección solar física (oxido de zinc) que sean ricos en antioxidantes presentes en los aceites vegetales, que ayudan a combatir los radicales libres producidos por agresiones ambientales, nutren y protegen la piel.  

4.     Ejercicio, dieta sana y equilibrada, ya sabes 

5.     Relájate y Descansa

Dormir ayuda y mucho a tener una piel perfecta, regenera los tejidos y células, lo ideal es dormir bien un mínimo de 6 horas al día. 

Si sigues estos pasos, estarás lista para afrontar la Primavera y el verano con una piel radiante.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Información

Fabricantes

Novedades

Promociones especiales

Nuestras tiendas

Proveedores

No hay proveedores

Etiquetas